miércoles, 9 de mayo de 2012

5

Perdonar y perdonarse.




              La fábula del erizo

              Durante la Edad de Hielo, muchos animales murieron a causa del frío.
              Los erizos dándose cuenta de la situación, decidieron unirse en grupos. De esa manera se abrigarían y protegerían entre sí, pero las espinas de cada uno herían a los compañeros más cercanos, los que justo ofrecían más calor. Por lo tanto decidieron alejarse unos de otros y empezaron a morir congelados.

              Así que tuvieron que hacer una elección, o aceptaban las espinas de sus compañeros o desaparecían de la Tierra. Con sabiduría, decidieron volver a estar juntos. De esa forma aprendieron a convivir con las pequeñas heridas que la relación con los demás pueden ocasionar, ya que lo más importante es el calor del otro.
              Y así pudieron sobrevivir.

              Moraleja de la historia
              La mejor relación no es aquella que une a personas perfectas, sino aquella en que cada individuo aprende a vivir con los defectos de los demás y admirar sus cualidades.

5 comentarios:

Tarjetas Postales Imagenes dijo...

mmmm .... exelente mensaje ,pero difiiiicil en lo cotidiano

Pau dijo...

Tan encantador como aleccionador

Mr Blogger dijo...

Amen

Merce dijo...

Hola a todos!
Aunque con bastante retraso, pues largo letargo se apoderó de este blog, os agradezco -como siempre- los comentarios que dejáis.
Gracias

Pau dijo...
Este comentario ha sido eliminado por el autor.