domingo, 25 de mayo de 2008

9

Sólo un instante más antes de continuar.

"La música puede ser meditación para el compositor, para el ejecutante y para el oyente.... No sólo puede la audición de música volverse meditación a través de un intento deliberado y a través del uso de una técnica particular, podemos decir que la escucha óptima de la múisica ya es meditación, en cuanto que significa poner a un lado el "yo mundano", una intención implícita de contenido espiritual en la música y una identificación con ella. Quiza la música no sería tan importante como a lo largo de la historia humana ha demostrado serlo, si no contituyera una especie de alimento espiritual y una ocasión para estados mentales que consideramos altamente valiosos. Para quienes la música ya es un vehículo espiritual y una influencia sanadora, no se necesitan más técnicas." ENTRE MEDITACIÓN Y PSICOTERAPIA Claudio Naranjo

Ahora sólo les pido que cierren los ojos, respiren y contemplen, esta vez hacia adentro.

9 comentarios:

RAMPAEL dijo...

Para mí la música es como el alimento de mi alma. Me hace relajarme o incluso motivarme en determinadas circunstancias.
Yo no podría vivir sin música, ni tampoco sin libros. MI vida, entonces, no tendría ningún sentido, o tendría que buscarle otro sentido.
Gracias por compartirlo con nosotros
Un abrazo.
Rampael

Artemisa dijo...

Hola amiga Merce!!

Me ha encantado este post!! ýo considero la música un elemento muy importante en nuestra vida... Me encanta escuchar música!

La canción del video es maravillosa, que buena orquesta...

Un beso!

ANABEL dijo...

ANABEL dijo...

Buenas noches Merce ... me han concedido un segundo premio -¡dos en el mismo día!- ... y este me gustaría ofrecértelo a ti. Cuando quieras, pásate por mi blog.

Aunque nunca, hasta el momento, te había hecho ningún comentario, sigo de cerca tus entradas en los blogs de Albert ... me resultan muy familiares la mayoría de las cosas que dices, o de las que hablas -como esta última referencia a Claudio y la música- ... y me gusta visitarte.

Una abrazo.

Merce dijo...

Hola Rampael! Sin música, sín libros, sin pinturas, sin escultura, sin danza... -es decir, sin arte- creo que no sólo tu vida no tendría sentido, probablemente la de casi nadie.

Un abrazo

Merce dijo...

Hola mi querida Eva!!

Según Claudio Naranjo: Bach representaría al Padre, Beethoven al Hijo y Brahms al Espíritu Santo.

Cerrando los hojos se eleva el espíritu al escuchar a Brahms y al abrirlos ante orquestas como ésta, uno se emociona al ver cómo trascienden los que interpretan su música.

Un abrazo

Merce dijo...

Hola Anabel!
Bienvenida a esta sección de comentarios.
Sin duda me pasaré por tu blog.

No sé qué decirte más que gracias de todo corazón y que si así lo deseas, te animes a hablar siempre que te apetezca, que me encanta y sirve muchísimo oir las voces de aquellos que dedicais un pedacito de vuestro valioso tiempo a leer lo que, desde mí, publico.

Un abrazo y muchas gracias

Albert Rams dijo...

Hopla Merce:
Me he vuelto a pasear por tu blog, como ves. Disculpa una pequeña corrección, pero muy importante. Espero que no te moleste. Según Claudio, Bh-Rams (je,je...) representa a la Madre, no al Espíritu Santo- Es decir, la Trinidad auténtica, que él insiste en defender, y yo me sumo sonoramente a ello, es Padre-Madre-Hijo y no Padre-Hijo- y Espiritu Santo (todos masculinos) que es fruto de la mentira patriarcal.-- que tanto mal nos ha hecho y nos hace todavía, también a los hombres Disculpa la impertinencia.
Besos.

Merce dijo...

Hola Albert:
Muchísimas gacias por la corrección. Esto me remite a la teoría que Claudio defiende sobre los Tres amores: padre-madre-hijo y que tanto me gustó.
He consultado datos pues a mí me "picba la mosca" de haber oido lo de Brahms comoe Epíritu Santo y efectivamene, sólo que no lo dijo Claudio sino Hans von Bulow.

Claudio en "Entre meditación y psicoterapia" dice lo siguiente:

"Hans von Bulow solía decir humorísticamente que de las tres Bs de la música Bach fue el padre, eethoven el hijo y Brahms el espíritu santo. Yo creo que esta afirmación contenía mucha verdad, ya que encontramos en Bach la expresión más alta del sentido de Dios como padre en la música occidental mientras Beethoven expresa la voz del individuo humano, o hijo, a través de su búsqueda y Brahms nos ha dado una expesión suprema de la "madre universal" y del amor materno."

Probablemente lo de concebr el Espíritu Santo como masculino sí sea fruto de la sociedad patriarcal. "La Espíritu Santa" queda lingüísticamente disonante, al igual que "el hijo" como parte de la Trinidad, también podría ser hija. Estoy de acuerdo y me parece mucho más acertada la conceptualización de "Madre Universal" que la de espíritu santo.

Te agradezco de nuevo tu apunte y tu comentario. Lo de Bh-Rams es genial jeje.

Besos

Merce dijo...

En la primera mención de Beethoven me he comido la B, mejor desayuno, jeje