miércoles, 26 de mayo de 2010

7

Si puedes....

Si.......
Si puedes mantener
la cabeza en su sitio
cuando toodos la pierden
-y te culpan por ello-;
si confías en ti
cuando los otros desconfían
-y les das la razón-;
si puedes esperar sin cansarte,
si no mientes
cuando te vienen con mentiras
ni odias a los que te odian y aún así,
no te las das de sano ni de sabio;
si sueñas, sin llegar
a ser esclavo de tus sueños;
si piensas,
pero no te conformas con pensar;
si te enfrentas al Triunfo y al Desastre
y das el mismo trato
a esos dos impostores;
si soportas que tuerzan tus palabras
para embaucar con ellas a los tontos;
si se rompen las cosas
a las que has dedicado tu existencia
y te agachas a rehacerlas;
si juntas todas tus ganancias para
jugártelas a cara o cruz y pierdes
y vuelves a empezar de nuevo,
una vez más,
sin mencionar siquiera lo perdido;

si tu corazón,
tus músculos, tus nervios...
cumplen incluso cuando ya no son
lo que eran y resistes
cuando ya no queda
sino la voluntad de resistir;
si hablas con multitudes
sin perder la honradez
y paseas con leyes
sin perder la humildad;
si no pueden hacerte
daño tus enemigos
-tampoco tus amigos-
y todo el mundo cuenta contigo
-no en exceso-;
si no desaprovechas
ni un segundo de cada
minuto de carrera,
la Tierra y cuanto en ella existe
es para ti.
Serás, en fin, lo que se dice un hombre.

-Rudyard Kipling-


La fotografía ha sido tomada de Ojo Digital

7 comentarios:

Gabiprog dijo...

Las caidas como lección, la vida como experiencia...

Juancar dijo...

Cuanta razón lleva,si ya lo dicen si quieres...puedes.

Un beso Merce

Ricardo Baticón dijo...

Hola Merce

muy interesante todo lo que contiene este poema de Kipling... dice muchas cosas interesantes y objeto de análisis más profundos.

Espero que andes bien, un saludo!!

Sacra dijo...

Ya mismo me pongo a ello.
Gracias, Merce, por una nueva reflexión hecha de luz.
Un abrazo.

Merce dijo...

Muchas gracias a tod@. Lamento, en estos mmentos, no poder dedicar a penas tiempo al blog.
Besos y abrazos

pau dijo...

Periódicamente lo leo, no con esta traducción, pero... vamos, es lo mismo. La primera vez tendría quince años, la última hace poco.
Creo que hasta los cuarenta llevaba el primer papel en la cartera, arrugado y deshecho. Uno... que es muy romántico.
Lo he leído en los momentos y lugares más impensables, o quizá no tanto.

Mr Blogger dijo...

No pide nada Kipling... con ser honestos con nosotros mismos y luego con los demás al menos no engañaremos a nadie y sabrán a que atenerse con nosotros y nosotros con los demás, que ya es más de lo que normalmente se puede sacar de muchas personas.