lunes, 1 de febrero de 2010

6

Todo es parte de "El Viaje".

Como decía Paco Peñarrubia: "las emociones nos dicen continuamente cómo nos va en el negocio de la vida".
.
Hace unos días, uno de mis pacientes me hablaba de lo que él llama "su travesía por el desierto". Inevitablemente, bien a raíz de las circunstancias vitales de cada uno -como fue el caso de O-, bien durante el proceso terapéutico, las viejas estructuras se rompen. Se trata de una fase muy crítica donde uno se vuelve un poco loco. Para descubrir quién es tiene que soltar la identidad anterior. Aparecen entonces las resistencias: el miedo y el deseo de volver a lo viejo conocido, pero esto resulta infructuoso e insatisfactorio porque, alcanzados ciertos niveles de conciencia, no hay vuelta atrás.
.
El paso por el desierto es inevitable para abandonar la esclavitud que nos tenía prisioneros y llegar a la Tierra Prometida, a la que podríamos atribuir el valor simbólico de la libertad de Ser-Uno-Mismo. Y quizá aquí el sustento alimentario para esta difícil parte del Camino sea la Confianza y la Paciencia. .
Porque, no cabe la menor duda que, todo lo vivo tiene su tiempo y su ritmo y ésta es también una parte de la Travesía de la Vida.

6 comentarios:

Lazarillo en América dijo...

Y si todo es viaje cuándo tenemos derecho de parada y fonda???

Mr Blogger dijo...

Te iba a poner el clip o las letras o algo de la canción "el viaje" del grupo el congo linga, pero no lo encuentro por ningún lao. A ver si te lo subo de algún modo.

Merce dijo...

Hola!
Mi querido Lazarillo en Amércia... Tienes derecho de pararte siempre y la elección es de cada cual. El Viaje, no implica necesariamene desplazamiento físico. A veces uno llega más lejos quedándose quieto.
Gracias, Besitos

Merce dijo...

Querido Mr. Blogger, nunca te volverás a acostar tras despertarte a media noche sin aprender una cosa más :) No había oido en mi vida ese nombre, jeje. Si lo encuentras pon el enlace y así quién quiera puede ver. Besicos y gracias

Ricardo Baticón dijo...

Hola Merce,

llevaba un tiempo sin pasar por aquí y ya me he estado poniendo al día de tus últimos blogs.

Complicado tema es que planteas en este post... identidades interiores, un mundo complejo y muy personal, a cada uno le afecta de manera diferente.

Un saludo.

Merce dijo...

Hola Ricardo!
Bueno complejo sí, necesario también, pues es parte de nosotros mismos.
Un beso y, como siempre, gracias por tu visita y comentario.