lunes, 7 de septiembre de 2009

12

La hoguera de las vanidades

.
".... Precisamente en este momento, en uno de los elegantes pisos en propiedad situados en Park Avenue y que tanto impresionaban al alcalde... techos de cuatro metros... dos alas, una para los wasps y otra para el servicio... Sherman McCoy estaba en cuclillas, en mitad del gran vestíbulo, tratando de ponerle la correa a un dachshund. El piso de mármol verde oscuro se extendía interminablemente a su alrededor. Por un lado conducía hasta el pie de la escalera de nogal que descendía en una suntuosa curva desde el piso superior. Era esa clase de apartamento cuya sola idea basta para encender hogueras de envidia y codicia en la gente de toda Nueva York o, si vamos a eso, absolutamente de todo el mundo (........)
.
(...) Viendo a Sherman McCoy agachado y así vestido con camisa a cuadros, pantalones caqui y mocasines de yate, nadie podría adivinar el impresionante aspecto que suele tener (.....) Pero en este momento todo su aspecto sólo tenía que decir "Solamente voy a pasear al perro."...."
.
Tom Wolfe "La Hoguera de las Vanidades"
La imagen es "Las tres gracias" de Rubbens

12 comentarios:

Juancar dijo...

Pues eso es lo que hago yo todos los días,dos veces,pasear al perro ;)

Me alegro tu vuelta al "ruedo".

Un beso
PD: SOY PRIMERO

RAMPY dijo...

Hola, Merce, yo también me alegro de tu vuelta al ruedo. La hoguera de las vanidades es un gran libro, pero cuya adaptación al cine no fue demasiado acertada.
Un rampybeso.

Mr Blogger dijo...

Es muy triste que una persona se vista de una determinada manera para que la gente la vea de cierto modo. El estatus lo marca la ropa en cierto sentido, pero la ropa no marca el estatus, que por mucho que la mona se vista de seda... ni todo el que lleva gabardinas es detective, ni todo el que fuma en pipa es un intelectual. Y luego está la gente como la que describe este extacto, que cambia de aspecto para acomodarse a lo que quiere que vea el resto del mundo de si mismo en cada momento.

Adolfo Payés dijo...

Un gusto volver a leerte..

Que tengas una feliz semana

Un abrazo
Saludos fraternos

Ricardo Baticón dijo...

Bonito fragmento de Tom Wolfe. Ya sabes que con este título... también se estreno una peli hace ya unos cuantos años. Estamos de vuelta, Merce. Un abrazo.

Duncan de Gross dijo...

Es uno de los libros que tengo pendientes leer!!, Miaauus!!

Lazarillo en América dijo...

Pues me parece un comedura de coco... me voy a ver Sálvame

Gabiprog dijo...

Es verdad! La adaptacion al cine fue un pelo flocucha!!

;) abrazote!

Norber dijo...

Una delicia leer tu blog. Gracias.
Un abrazo desde Argentina.

Norber.
www.viajeroliterario.blogspot.com

Miguel Ángel Y. dijo...

Me alegro de verte por mi blog...Muchos besos grandotes...

Merce dijo...

Hola!!!
Juancar: Pues muy contento y cuidado que tendrás al animalico. Gracias. -Besos

Rampy: gracias. Bueno no todas las novelas tienen la fortuna de ser bien adaptadas en la gran pantalla.
Besos

Mr. Blogger: Pues los hay y muchos y muchas. La seda no hace que la mona deje de ser mona, pero da dinero a quien la fabrica, por lo que si hay que decir que la mona está bella.... se dice.
Besos y gracias.

Adolfo Payés: Gracias. Igualmente. Besos

Ricardo: Sí, hay una peli. Muchas gracias. Nos bamos leyendo.
Un abrazo

Merce dijo...

Duncan de Gross: Muy recomendable. Y buena crítica social. Ya cuentas cuando lo leas.
Besos, gracias y.... miaus :)

Lazarillo en América: Pero hombre...... Bueno, sin comentarios respecto al Sálvame :D
Gracias Besos

Gabiprog: :D
Otro abrazote.

Norber: Bienvenido. Muchas gracias. Otro abrazo

Miguel Ángel Y: Y yo de verte por el mío. Otros tantos para ti y gracias :)