viernes, 13 de junio de 2008

7

La dificultad de ejercer el pensamiento critico

Una secta es —desde el punto de vista sociológico— un grupo de personas con afinidades comunes (culturales, religiosas, políticas, esotéricas, etc). Habitualmente es un término peyorativo, frente al que ha surgido el de nuevos movimientos religiosos
Una forma de clasificación es la qiue considera en qué sector de la sociedad opera el grupo de características sectarias, dividiéndolo de esta forma: o Sectas Religiosas o Sectas políticas o Sectas psicoterapéuticas/educacionales o Sectas comerciales o Sectas underground
Entre lo que se denominan las Sectas Psicoterapéuticas se agrupan los colectivos que se presentan como promotores de técnicas que aseguran liberarse del estrés y las tensiones y propician el "desarrollo personal". Son mayormente esquemas de grupos multinivel que implementan directamente y sin contenido religioso o político, técnicas de manipulación afectiva y persuación coercitiva que tienden a despectar sensaciones y dependencia en sus seguidores. Estos grupos tienen un desarrollo muy importante hoy en Occidente, ya que tienden a prometer los mismos resultados que las sectas religiosas, pero sin el compromiso dogmático de fe que suponen los grupos claramente religiosos. Esto los hace parecer más aceptables, pero suelen ser tan agresivos y peligrosos para la psicología de sus miembros -o más- como los peores de tipo religioso. Dentro de este tipo de grupos, los más conocidos son el Coaching Ontológico, Argentina Works, etc.
En términos generales, se considera Secta Destructiva a todo grupo que en sus procesos de captación, evangelización, reclutamiento o adoctrinamiento emplea técnicas de persuación coercitiva que desestructuran la personalidad previa del adepto; o que por su dinámica de funcionamiento interno provoca la ruptura parcial o total de los lazos afectivos y de comunicación efectiva de sus miembros con su entorno social (amigos, compañeros de trabajo, etc.) y familiar, generando un estado de alienación.
Características de las SD No cualquier secta puede ser considerada una SD. Si bien este es un tema en pleno desarrollo y estudio, hay consenso general de los especialistas en afirmar que para considerar un grupo como Secta Destructiva es preciso que se den en mayor o menor medida una serie de elementos más o menos amplia que enumeraré a continuación. Es importante tener en cuenta que a juicio de quienes sostienen la posibilidad de estos métodos, estos puntos deben darse todos de modo simultáneo. Su conjunción sería la que crea las condiciones necesarias para que se de el proceso de "programación" de la personalidad. Cuando más intensamente se den estas características, más destructivo será el grupo en consideración:
- Que el grupo esté cohesionado en torno a una doctrina socio-religiosa demagógica, y encabezado por un líder que ejerce una autoridad absoluta y al que posiblemente se le atribuye la divinidad o su elección por ella. También se suele atribuír a este líder la posesión de la verdad absoluta en cualquier ámbito de conocimiento. - Que la estructura organizativa sea teocrática, vertical y totalitaria, dando a la palabra de los dirigentes un valor absoluto fundado exclusivamente en la autoridad y no en la razón. Los líderes pueden llegar a intervenir hasta en los detalles más insignificantes de la vida del adepto (p.e. el modo en que deben higienizarse) y exigen que sus dictados sean ejecutados sin la menor crítica. - Hay una exigencia de adhesión total e incondicional al grupo, y la imposición de la necesidad de enrolar a todas las personas cercanas o conocidas. Si esto no es posible, se exige sutilmente la ruptura con todos los vínculos afectivos anteriores al ingreso que no se hayan incorporado al grupo (padres, pareja, amigos, trabajo, etc.). - Que el miembro adopte un modo de vida en comunidad con otros miembros del grupo o siendo aún externo a la comunidad, que viva en total dependencia (afectiva, cognoscitiva, laboral y económica) del grupo. - Se suprime la capacidad de auto-determinación y libre elección del individuo, y se invaden sistemáticamente todos los ámbitos de su intimidad. Hay anulación de la intimidad. - Se controla toda la información que llega a cada miembro del grupo, con la consiguiente posibilidad de manipularla. Esto comienza por la prohibición de ver televisión o escuchar radio y leer periódicos, leer solo materiales originados en el grupo, etc. y puede llegar hasta la censura de las comunicaciones personales tales como correo postal, correo electrónico, etc. - Se practican técnicas neurofisiológicas o de manipulación psicológica bajo el rótulo de "meditación", "técnicas de visualización", "renacimiento espiritual", "experiencias cercanas a la muerte" u otras semejantes. Estas técnicas tienden a disolver la percepción de la diferencia entre realidad y fantasía y se tiende a anular en el individuo la capacidad de discernimiento y el razonamiento crítico. - Se establece un criterio bipolar de valoración de la realidad: grupo = bien / sociedad = mal. A partir de este razonamiento se rechaza totalmente la sociedad, sus instituciones y organizaciones. Su existencia y accionar sólo interesan en la medida en que pueden servir a los intereses del grupo. Desde este principio también se obra (aunque en general no se proclama explícitamente) de acuerdo al principio de que "el fin justifica los medios". - En los hechos, las actividades principales del grupo tienden a ser el proselitismo y la recaudación de fondos. Toda otra actividad queda en función de estas. - Se utiliza una lógica de renuncia a los bienes materiales que justifica la entrega del patrimonio personal y familiar de los adeptos, o de grandes sumas de dinero para poder asistir a cursos, encuentros, u otros eventos semejantes. Quienes trabajan fuera del grupo suelen tener la obligación de entregar su salario (o gran parte de él); los que trabajan en emprendimientos del grupo no reciben salario o lo devuelven al grupo. De este modo la persona pierde toda independencia psicológica.
Así, de modo progresivo y con el consentimiento de la persona captada (obtenido a través de técnicas de proselitismo engañoso), el individuo pierde su libertad ya que: - pierde toda autonomía afectiva (el grupo es siempre su referencia de contención y afecto); - carece de autonomía psicológica (su capacidad de discernimiento y pensamiento crítico); - pierde toda conciencia moral (la valoración de bien y mal descansa por completo en lo que el grupo propone como bueno o malo); - pierde su autonomía cognoscitiva (solo conoce aquello que el grupo le da a conocer y en los términos y con la valoración del grupo); - pierde su autonomía económica (económica y financieramente depende del grupo).
Estableciendo una relación de dependencia, muy semejante a la de una adicción. Esto explica no sólo el estado de alienación que suele observarse en las personas que pertenecen a estos grupos, sino también la dificultad que implica el proceso de abandono de este tipo de grupos y la reinserción social posterior.
La ignorancia respecto de estas metodologías y sus consecuencias ha colaborado con la difusión e inserción social de muchos de estos grupos. De esta manera, profesionales de los medios de comunicación, dirigentes políticos, funcionarios y personal directivo de empresas, figuran dentro de las agendas de los responsables de relaciones públicas de estos grupos y contribuyen con su prestigio personal y/o profesional a la aceptación social e institucional de muchos de ellos.
La ignorancia torna aceptables a estos grupos ya que se ve la situación solamente desde la óptica de una pretendida libertad de cultos, sin tener presente la destrucción y degradación sistemática de miles de personas y el sufrimiento impotente de sus familias.
Muchos de estos grupos elaboran "pantallas" aceptables en el medio social en que operan. Entre las más frecuentes están las ONGs y otros organismos aplicados especialmente a temas de ayuda internacional, recuperación de adicciones y diálogo interconfesional; también son frecuentes las instituciones educativas o académicas, y las dedicadas a promover la "investigación científica". De esta manera logran inserción y aceptación en ámbitos académicos, institucionales y políticos.
Por otra parte, la sola asistencia de personas socialmente reconocidas, aún cuando no adhieran o siquiera tengan conocimiento de los postulados del grupo, es presentado hacia los adeptos y a la sociedad como una forma de aprobación o respaldo a las actividades del grupo

7 comentarios:

RAMPAEL dijo...

A veces, tengo la sensación de vivir en un lugar donde no existe el pensamiento crítico, sino una suerte de aborregamiento colectivo. Ves a las personas, haciendo cosas que escapan al pensamiento racional.
Mi conclusión es que "pensar es peligroso", porque te hace cuestionar las cosas, y cuando te cuestionas cosas, entonces destruyen tus mas fuertes convicciones. Precisamente, lo contrario que quieren todos los grupos absolutistas de pensamiento único.
Parece que alguien en el universo está empeñado en que la gente no piense. Si no, no se entiende la actual situación del mundo actual, tan paradójico, en el que el ser humano es capaz de hacer los más bellos edificios y también es capaz de inventar las armas más perfectas para destruirse entre sí.
Muy interesante el artículo y el video que nos propones para hoy
Un abrazo enorme.

Merce dijo...

Hola Rampael!!

Estoy de acuerdo contigo. Más que "alguien en el Universo", yo diría que "muchos en la Tierra, están empeñados en que la gente no piense".

Besos

Pinkys dijo...

Muy interesante el articulo y bueno saber las deficione y caracterizticas para identificarlos.

En cuanto a esa fuerza interesada en que no seamos libres de pensamientos en realidad los unicos capaces de dotarlo de fuerza (si es que existiera yo no lo creo) somos nosotros.

-J

Merce dijo...

Hola Pinkys!
Bienvenido!

Bueno, no creo en ninguna fuerza que se empeñe en controlarnos y dominarnos más que nuestra propia mente.

Cierto es que nosotros tenemos la capacidad de dotar o no de poder a las manipulaciones de otros seres humanos, pero los grandes manipuladores saben cómo cometer a sus adeptos, el ejemplo más cotidiano es la publicidad.

El título que he puesto al post dice muy bien cúal es mi postura: no es imposible mantener el pensamiento crítico pero, en muchas situaciones y momentos de nuestra vida, sí resulta muy difícil mantenerlo.

Saludos y muchas gracias.

Hominicaco dijo...

Como mola el punset este jajaja

Bien, ya lo tengo claro. Mi secta va a ser destructiva pero sin que la gente me de sus posesiones, el dinero me importa una mierda. Mejor que me paguen en carne.

Culos=bien/educación=mal


PD; Merce a ver cuado sacas un árticulo sobre "proselitismo engañoso" que quiero formarme.

Merce dijo...

Hola Hominicaco/Drenas:
Secta destuctiva?
Uff si esa es tu intención no deberías decirlo, pues sólo atraerás a suicidas y a personas que otros deseen que sean destruidas. Si, es cierto, algo de formación en proselitismo no te vendría mal, jajaja
Bueno yo creo que tu secta es constructiva, pues favorece la liberación del culo bloggero ¿no?
Jaja
Besos

Hominicaco dijo...

es verdad, no lo habia pensado. Mi secta es constructiva jajajaj

De todas maneras me interesa saber coaccionar a la gente, aunque sea por una buena causa XDD

Besos