viernes, 2 de mayo de 2008

4

Adolf Hitler

Adolf Hitler nació en Braunau am Inn, una pequeña aldea cerca de Linz en la provincia de la Alta Austria, no muy lejos de la frontera alemana, en lo que entonces era el imperio austrohúngaro. Fue el cuarto hijo de seis. Sólo Adolf y su hermana Paula llegaron a la edad adulta. Como niño, Hitler dijo que era azotado a menudo por su padre. Años más tarde le dijo a su secretaria, "Entonces tomé la decisión de no llorar nunca más cuando mi padre me azotaba” Fue un buen estudiante en primaria. Pero en sexto, su primer año de enseñanza secundaria (Realschule) en Linz, suspendió y tuvo que repetir el curso. Sus profesores dijeron que no tenía "deseo de trabajar"
A la edad de 16 años, Hitler abandonó la educación secundaria sin un título
Hitler era devoto de su madre y probablemente odiaba a su padre, quien era un estricto disciplinario. Padre e hijo tampoco compartían sus ideas políticas Se interesó por la pintura y la arquitectura, pero no logró ser admitido en la Escuela de Bellas Artes de Viena al no poseer talento. Al inicio de la Primera Guerra Mundial (1914) decidió alistarse como voluntario en el ejército alemán. El 15 de octubre de 1918, poco antes del final de guerra, Hitler fue trasladado a un hospital de campaña, donde quedó temporalmente ciego por un ataque con gases tóxicos Mientras, fue tratado por un médico militar y un especialista en psiquiatría, que, según se informa, diagnosticó al cabo como «incompetente para comandar gente» y «peligrosamente psicótico»
Consiguió la mayoría en las elecciones de mayo (aunque muchos historiadores señalan que no logró un apoyo importante por parte del pueblo alemán inicialmente). En poco tiempo, logró afianzarse en el poder, detentando los cargos de canciller y presidente de la República a la muerte de Hindenburg (2 de agosto de 1934), nombrándose a sí mismo Reichsführer. Estableció el nacional-socialismo como único partido legal. Eliminó a los oponentes de su propio partido y a colaboradores de dudosa fidelidad durante la llamada «Noche de los cuchillos largos", iniciando el proceso de eliminación de diversos grupos raciales, políticos, sociales y religiosos que consideraba «enemigos de Alemania» y «razas impuras», lo que más tarde le llevó a crear los campos de concentración para la liquidación sistemática de comunistas, judíos, Testigos de Jehová (Bibelforscher), gitanos, enfermos mentales y homosexuales, principalmente, así como a un intenso rearme
Los detalles de su muerte siguen siendo debatidos y no comprobables todavía al ciento por ciento. La versión oficial indica que Hitler renunció a intentar huir de Berlín y se suicidó con un tiro de pistola y, al mismo tiempo, ingiriendo una cápsula de cianuro en su Führerbunker, a 15 m de profundidad en el subsuelo del edificio de la Cancillería en Berlín, junto a su nueva esposa Eva Braun y rodeado de unos pocos incondicionales, el 30 de abril de 1945, cuando el Ejército Rojo, tomaba Berlín y se encontraba a menos de 300 m del búnker.
Una de las características más relevantes de la personalidad de Hitler era la capacidad de manipular y subyugar a quienes lo rodearan; había personas que podían ser muy fuertes y seguras en sus campos de acción, pero en presencia de Hitler estas personalidades se veían disminuidas y manipuladas hasta el servilismo. Hitler demostraba además una insensibilidad y falta de escrúpulos cuando se trataba de deshacerse de enemigos y/o sacrificar soldados Otro de los rasgos característicos de Hitler era su desprecio por la debilidad ante el enemigo y por éste, sobre todo al judaísmo y en segundo grado al comunismo , su impulsividad y su obcecación por las metas sin importar el costo que tuvieran. Uno de los fundamentos de Hitler y el NSDAP de las políticas sociales es el concepto de "higiene racial". Se basó en las ideas de Arthur de Gobineau, la eugenesia, y darwinismo social. Aplicado a los seres humanos, "la supervivencia de los más aptos" fue interpretado como una exigencia de la pureza racial y la matanza fuera de la "vida indigna de vida".
Si bien, inicialmente tomé el criterio de publicar las biografías en el aniversario del nacimeinto, con Hitler me doy el permiso de publicarla en una fecha más próxima al aniversario de su muerte.
Lo abominable debe ser conocido y la capacidad destructiva de un individuo cuyo, probablemente, profundo odio interior -hacia si y hacia el mundo-, le llevaron a aplastar sin piedad a cuantos pudieran reflejarle de algún modo su propia miseria. El que acabara autodestruyéndose podría no haber sido más que una retroflexión de lo que ya no podía hacer con el mundo..
Les dejo con el final de una magistral película: "La vida es bella", de Roberto Benigni. Al igual que Guido -su protagonista-, muchas personas inocentes pagaron con su vida los desaires de una personalidad terriblemente odiosa, insufrible y soberbia.

4 comentarios:

RAMPAEL dijo...

Hola, Merce. Hablando sobre este tema hay una película que relata los últimos días de Hitler en el búnker antes de que Berlín fuera tomada por los rusos. Esta película estuvo nominada con el Óscar a la mejor película extranjera, junto a los chicos del coro, y otra que no recuerdo en el año en el que Amenábar ganó el Óscar por su Maradentro.
La película está protagonizada por el actor suizO Bruno Ganz, que tiene una caracterización increíble de Adolf Hitler y nos cuenta también la parte humana de este personaje.
La verdad es que te recomiendo verla, no porque me guste el nazismo, sino para recordar lo que pasó para que nunca más vuelva a suceder.
Otro personaje importante es Josep Goebbels que fue el precursor de la propaganda nazi. Muchos de los métodos de manipulación de propaganda que este hombre ideó, todavía se siguen usando en la actualidad.
Mientras esperaba el fin de su vida, la esposa de Goebbels asesinó a sus seis hijos poniéndoles una ampolla de veneno entre sus labios
La historia es contada por la secretaria personal de Hitler, que sobrevivió al bombardeo y sobre cuyos datos está basada la película, cuyo libro es de Joaquim Fest, creo recordar.
Un abrazo y que pases un buen día.

RAMPAEL dijo...

Perdón, se me olvidó decir que la película que quería nombrar se llama El hundimiento ( Der Untergang)

Merce dijo...

Hola Rampael!
Muchas gracias. No negaré que este tipo de películas en muchas ocasiones hieren mi sensibilidad considerablemente.
Si bien no estoy a favor del sensacionalismo que ahora predomina en los medios de comunicación, tampoco lo estoy de la evitación y la ceguera en la que muchas veces nos refugiamos.

Tengo en cuenta tu recomendación.

Gracias como siempre.
Besos

RAMPAEL dijo...

Hola, Merce, gracias por nada, para eso estamos los amigos
Un abrazo enorme